La historia de la Catedral de Arequipa

La Catedral de Arequipa, ubicada en la ciudad homónima en Perú, es un impresionante monumento histórico que ha sido testigo de importantes eventos a lo largo de los siglos. Su construcción se remonta al siglo XVII y su diseño arquitectónico combina elementos renacentistas y barrocos. La catedral ha sufrido diversas modificaciones a lo largo del tiempo, pero aún conserva gran parte de su esplendor original. En este artículo exploraremos la fascinante historia detrás de esta majestuosa edificación religiosa.

Descripción

La Catedral de Arequipa, uno de los templos religiosos más impresionantes del Perú, fue construida en el siglo XVII después de la fundación de la ciudad. Debido a los frecuentes terremotos característicos de la región, ha sido remodelada en varias ocasiones. Su estructura principal está hecha principalmente de sillar y otras piedras volcánicas. El diseño arquitectónico se basa en un estilo neo renacentista con tres naves separadas por columnas corintias y decoradas con una bóveda de pañuelo. La fachada cuenta con tres portadas que destacan por su conjunto de 70 columnas corintias.

La Catedral de Arequipa es un impresionante conjunto arquitectónico que destaca por su solidez y una decoración detallada en todas sus dimensiones. En el interior de la catedral se pueden encontrar valiosas piezas religiosas, como lienzos, esculturas, custodias y retablos. Algunas de estas obras forman parte del museo de sitio de la Basílica de la Catedral, fundado en 2011. Debido a su ubicación en el centro histórico de la ciudad, este majestuoso edificio ha sido reconocido como Patrimonio Mundial por la Unesco. Hoy en día, la Catedral es uno de los principales atractivos turísticos de Arequipa.

Ubicación

La Catedral de Arequipa está situada frente a la plaza de armas de la ciudad, en el centro histórico.

El órgano de la Catedral es uno de los tesoros más impresionantes y se le conoce como el “órgano de Loret” debido a que fue creado por el artista belga Francois Bernard Loret. Es considerado uno de los órganos más grandes en Sudamérica y ha resistido numerosos terremotos a lo largo del tiempo, ya que tiene sus orígenes en el siglo XIV. Sin duda, esta pieza es una verdadera joya para la ciudad de Arequipa.

¿Cómo ir?

Si te hospedas en Arequipa, es muy conveniente que elijas un hotel ubicado en el centro histórico de la ciudad. Desde allí, podrás llegar caminando a la Catedral de Arequipa y otros lugares turísticos cercanos. Si llegas al aeropuerto, puedes tomar un taxi por aproximadamente 5 o 6 dólares americanos para dirigirte hacia tu alojamiento en el centro de la ciudad.

Mapa de la Catedral Arequipa

La Catedral de Arequipa tiene una estrecha relación con la fundación de la ciudad en 1540. Según el acta de fundación, se colocó una cruz en el lugar donde se construiría la iglesia. La primera iglesia fue edificada por Pedro Godínez en 1544, pero desafortunadamente fue destruida por un terremoto en 1583. Se llevó a cabo su reconstrucción en 1590, pero nuevamente sufrió daños debido a la erupción del volcán Quinistaquillas en 1600 y finalmente fue devastada por otro terremoto en 1604.

La construcción de la Catedral de la Diócesis tuvo lugar entre 1621 y 1656. A lo largo de los años, esta iglesia sufrió daños debido a varios terremotos, como los ocurridos en 1666, 1668, 1687 y 1784, así como un incendio en el año 1844. En consecuencia, se llevaron a cabo numerosas labores de reconstrucción para restaurarla.

Durante este proceso de restauración también se recibieron donaciones importantes por parte de la familia del obispo Sebastián de Goyeneche y Barreda. Estas donaciones incluían joyas y tesoros que contribuyeron a embellecer aún más el interior de la catedral.

A medida que avanzaba el siglo XIV, se instalaron diferentes reliquias en su interior. Entre ellas destacan un gran reloj inglés ubicado en una torre, un órgano belga que añadía música celestial al ambiente sagrado y un púlpito desde donde los sacerdotes predicaban sus sermones.

Estos elementos históricos forman parte del legado cultural e arquitectónico que posee la Catedral de Arequipa hasta nuestros días.

La Catedral de Arequipa ha enfrentado varios desafíos a lo largo de su historia. Los terremotos han sido una amenaza constante para esta majestuosa edificación. En 1868 y 1985, los temblores causaron daños significativos en algunas partes de la catedral, pero gracias a las labores de restauración llevadas a cabo en años posteriores, se logró recuperar su esplendor original.

You might be interested:  Los 7 Caldos De [Nombre de tu ciudad]

Sin embargo, el último terremoto que afectó la catedral fue el ocurrido en el año 2001. Esta vez, las torres fueron las más perjudicadas por este desastre natural. A pesar del impacto sufrido, se trabajó arduamente para reparar los daños y preservar la belleza arquitectónica del templo.

En reconocimiento a su importancia histórica y cultural, en el año 2011 se inauguró el Museo de la Catedral. Este espacio alberga una colección invaluable de objetos litúrgicos recolectados durante más de cuatro siglos. Es un lugar fascinante donde los visitantes pueden apreciar piezas únicas que cuentan parte de la historia religiosa y artística del país.

Entre los ilustres visitantes que han admirado esta maravilla arquitectónica destaca la visita del papa Juan Pablo II en 1985. Su presencia dejó una huella imborrable tanto para los fieles como para toda la comunidad arequipeña.

La Catedral de Arequipa es un símbolo icónico no solo para sus habitantes sino también para todo Perú. A pesar de los retos enfrentados a lo largo del tiempo, sigue siendo un testimonio vivo e impresionante de la historia y el legado cultural del país.

La arquitectura

La Catedral de Arequipa presenta un estilo arquitectónico neo renacentista y está construida principalmente con sillar e ignimbrita, dos tipos de piedra volcánica que son comunes en la región. Su fachada se divide en tres portadas y dos grandes arcos laterales, destacando setenta columnas con capiteles corintios en su entrada principal. En la parte superior llaman la atención las dos torres altas de estilo renacentista. Una de ellas cuenta con un reloj inglés que data del tiempo del obispo Goyeneche en 1842.

La estructura de la catedral cuenta con tres naves, siendo la nave central la más grande y robusta. Todas las naves están cubiertas por techos en forma de pañuelo y se dividen mediante pilastras y otras naves más pequeñas. La construcción del conjunto tomó varios años debido a los frecuentes terremotos que afectan a la región, pero finalmente logró adquirir una apariencia neoclásica que resulta muy llamativa para quienes lo observan.

¿Cuántas columnas tiene la Catedral de Arequipa?

La Basílica Catedral de Arequipa es un impresionante edificio religioso que se destaca por su fachada neoclásica. Esta fachada está compuesta por tres portadas, dos arcos laterales y setenta columnas con capiteles corintios. Además, la catedral cuenta con dos torres renacentistas que añaden aún más belleza a su estructura.

– Fachada neoclásica.

– Tres portadas.

– Dos arcos laterales.

– Setenta columnas con capiteles corintios.

– Dos torres renacentistas.

La Catedral de Arequipa: Un recorrido histórico

El museo de la Catedral de Arequipa abrió al público en el año 2011, ofreciendo a los visitantes un fascinante recorrido por su historia y tesoros. En este lugar se pueden apreciar cientos de piezas valiosas, como objetos de oro y plata, así como obras de arte con temáticas cristianas. El museo cuenta con cuatro salas diferentes: las dos primeras exhiben una impresionante colección de arte litúrgico elaborado en oro y plata; la tercera sala muestra diversos ornamentos y vestimentas utilizadas por los sacerdotes; finalmente, en la última sala se encuentran expuestos lienzos pintados por el reconocido artista Francisco Lazo. Este museo es sin duda una parada obligatoria para aquellos que deseen sumergirse en la rica historia religiosa y cultural de Arequipa.

Dentro de la Basílica Menor de la Catedral, se puede apreciar la destacada presencia del altar principal, el cual ha sido elaborado con mármol por el talentoso artista español Felipe Moratilla. Asimismo, llama la atención el púlpito tallado en madera, una obra realizada por el francés Buisine Rigot. Además, no podemos dejar de mencionar el impresionante órgano que adorna este lugar sagrado; dicho instrumento fue creado por Francoise Bernard Loret, un reconocido organero belga. Estos elementos contribuyen a embellecer y realzar aún más la majestuosidad de esta catedral histórica en Arequipa.

Las joyas de la catedral tienen más de cuatro siglos y están hechas con metales preciosos que se encuentran en Perú. Algunas piezas destacadas son la custodia llamada “La moratilla”, creada por el artista español Francisco Moratilla, así como las esculturas en madera de diez apóstoles provenientes de Bélgica.

Los cuadros cumplían la importante tarea de evangelizar a los habitantes nativos de los Andes. Presentan un estilo barroco distintivo conocido como “Escuela cusqueña”. Se destacan las obras del reconocido artista tacneño Francisco Laso, quien en 1823 creó pinturas tan famosas como “Las tres razas”, “Retrato de Felipe Pardo y Aliaga” y “La jarana en Chorrillos”, entre otras.

Construcción actual de la Catedral de Arequipa: ¿Cuándo fue edificada?

La Catedral de Arequipa es un edificio que combina estilos arquitectónicos. Su estilo principal es el neorrenacentista, que se caracteriza por utilizar elementos decorativos y estructurales propios del Renacimiento europeo. Sin embargo, también tiene influencias de la arquitectura gótica, que se caracteriza por sus altas torres y arcos puntiagudos.

You might be interested:  Descubriendo los encantos de Arequipa

La construcción de la Catedral comenzó en 1540, cuando se fundó la ciudad de Arequipa. Fue un proceso largo y complejo que duró más de cien años. Finalmente, en 1656 se concluyó su construcción y quedó como una imponente obra arquitectónica en el centro histórico de la ciudad.

La Catedral es uno de los principales símbolos religiosos e históricos de Arequipa. Es considerada una joya del patrimonio cultural peruano y atrae a numerosos visitantes cada año. Su belleza arquitectónica refleja tanto la historia colonial española como las influencias artísticas europeas, convirtiéndola en un lugar emblemático para los habitantes locales y los turistas que llegan a conocerla.

Precio de la visita

El precio de la entrada para los adultos es de 10 soles peruanos, mientras que los estudiantes universitarios pagan 5 soles y los niños escolares 3 soles.

La entrada a la Catedral de Arequipa durante el horario de misa (los domingos a las 7 am) es gratuita.

La historia de la Plaza de Armas de Arequipa

Encomendado por Francisco Pizarro, Don Manuel Garcí de Carbajal estableció la Villa Hermosa de Arequipa el 15 de Agosto de 1540. Durante esta fundación, se colocó una cruz en el sitio destinado para la iglesia y un rollo o picota en la plaza designada. Desde sus inicios, el Cabildo tuvo su sede en esta misma plaza.

Además, es importante destacar otros aspectos relevantes sobre la historia de Arequipa:

– La ciudad fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por UNESCO en el año 2000 debido a su riqueza arquitectónica y cultural.

– Arequipa es conocida como “La Ciudad Blanca” debido al uso predominante del sillar (una piedra volcánica blanca) en sus construcciones.

– El Monasterio Santa Catalina es uno de los principales atractivos turísticos de Arequipa. Este convento colonial cuenta con hermosos claustros y jardines que datan del siglo XVI.

– En cuanto a su gastronomía, destaca platos tradicionales como el rocoto relleno, el adobo arequipeño y los chupes (sopas típicas).

– La Plaza de Armas es considerada una de las más bellas del Perú. Aquí se encuentran importantes edificios históricos como la Catedral Basílica y el Palacio Municipal.

Estos son solo algunos datos interesantes sobre Arequipa, una ciudad llena de historia y encanto en Perú.

Horario de visita

El museo de la Catedral de Arequipa está abierto al público de lunes a sábado, desde las 10:00 am hasta las 5:00 pm.

Fecha de fundación de la Catedral de Arequipa

El 15 de agosto de 1540, Garcí Manuel de Carbajal fundó la ciudad de Arequipa en Perú. En ese momento, se marcó el lugar donde se construiría la Iglesia con una cruz. Sin embargo, en 1583 un terremoto devastador ocurrió y destruyó esta primera construcción.

Después del terremoto, la iglesia fue reconstruida pero sufrió otra tragedia en el año 1600. Esta vez, fue parcialmente destruida debido a la erupción del volcán Quinistaquillas. La estructura quedó dañada y tuvo que ser reparada nuevamente.

Estos eventos históricos muestran los desafíos que enfrentó la Catedral de Arequipa a lo largo del tiempo. A pesar de las dificultades y los obstáculos naturales, ha logrado mantenerse como uno de los monumentos más importantes e impresionantes no solo en Arequipa sino también en todo el país. Su historia es testigo del espíritu resiliente y perseverante tanto de sus constructores como del pueblo arequipeño que ha cuidado y protegido este tesoro arquitectónico durante siglos.

Galería de fotos

Una de las piezas más destacadas en la Catedral de Arequipa es el traje confeccionado con hilos de plata y oro perteneciente al monseñor Sebastián Goyeneche, quien fue arzobispo de la ciudad en 1818 y se encargó de reunir una valiosa colección de reliquias para la iglesia.

Dentro del museo de la Catedral, se conserva con gran cuidado el acta de matrimonio del destacado coronel peruano Francisco Bolognesi y su esposa doña Josefa La Puente y Rivero, la cual data del siglo XVIII. Este valioso documento es un testimonio histórico que nos conecta directamente con el pasado. Además, es importante mencionar que Bolognesi es reconocido como un verdadero héroe en la “Guerra del Pacífico”, una figura emblemática para nuestro país.

Algunos consejos

La visita completa al museo y la Catedral tiene una duración aproximada de 40 minutos. En la entrada del lugar, hay guías turísticos oficiales disponibles para acompañar a los visitantes durante el recorrido. El costo del servicio es de alrededor de 15 soles peruanos por persona.

You might be interested:  Los Distritos de la Provincia de Arequipa: Una mirada en profundidad

Si te interesa conocer la historia colonial de Arequipa, puedes explorar otras iglesias importantes en la ciudad, como por ejemplo: La Merced, Santa Catalina, Santo Domingo, San Francisco y la Compañía de Jesús. Estos templos son testigos del legado histórico y religioso que ha dejado su huella en esta hermosa ciudad peruana.

Duración de la construcción de la catedral

La historia de la Catedral de Arequipa es fascinante y se remonta a hace más de cinco siglos. La construcción del templo comenzó en el año 1540, poco después de que la ciudad fuera fundada por los españoles. Sin embargo, debido a diversos contratiempos y dificultades económicas, su edificación se prolongó durante varios siglos.

Durante este extenso período de tiempo, la catedral fue testigo de numerosos cambios arquitectónicos y estilos artísticos. Inicialmente se construyó en estilo renacentista, pero posteriormente sufrió modificaciones para adaptarse al barroco andino que predominaba en esa época. Esta mezcla única entre ambos estilos le otorga a la catedral un carácter distintivo y encantador.

Finalmente, tras 577 años desde su inicio, la Catedral Basílica Metropolitana de Arequipa fue concluida en el año 2117. Este majestuoso templo religioso es considerado uno de los principales símbolos históricos y culturales no solo para Arequipa sino también para todo el país.

P.S.: La Catedral de Arequipa es una joya arquitectónica que ha resistido el paso del tiempo y sigue siendo un lugar sagrado e impresionante hasta nuestros días. Su rica historia refleja las influencias culturales tanto europeas como locales que han dejado huella en esta hermosa ciudad peruana.

Duración de la construcción de la catedral

La construcción de una catedral puede llevar diferentes períodos de tiempo, dependiendo de los recursos económicos disponibles. El dinero es un factor fundamental en este proceso. Un ejemplo claro es el Monasterio del Escorial, ubicado en España, que abarca casi 4 hectáreas y solo tomó 25 años para ser construido. Por otro lado, la catedral de Toledo, con una superficie cuatro veces menor que la del monasterio mencionado anteriormente, requirió aproximadamente 270 años para su finalización.

En Perú también encontramos ejemplos interesantes sobre la duración de las obras catedralicias. La Catedral Basílica Metropolitana de Lima es un magnífico edificio religioso que ha sido testigo del paso del tiempo y ha experimentado diversas etapas constructivas a lo largo de su historia. Su primera piedra fue colocada en el año 1535 por Francisco Pizarro durante la fundación española de Lima como “Ciudad de los Reyes”. Sin embargo, debido a diversos factores como terremotos y cambios arquitectónicos, su construcción se prolongó durante varios siglos hasta alcanzar su aspecto actual.

Otro caso emblemático se encuentra en Arequipa con la Catedral Basílica Santa María Virgen Asunta. Esta majestuosa obra maestra tardó alrededor de dos siglos en completarse desde sus inicios en el siglo XVII hasta principios del XIX. Durante ese período hubo interrupciones causadas por desastres naturales como terremotos e incluso conflictos políticos y sociales que afectaron significativamente el avance continuo.

Estos ejemplos nos muestran cómo las catedrales son proyectos complejos y ambiciosos que requieren una inversión considerable de tiempo y recursos. La construcción de estos monumentos religiosos no solo implica la habilidad técnica de los arquitectos y constructores, sino también el apoyo financiero necesario para llevar a cabo cada etapa del proceso.

Fundador de la catedral

La historia de la Catedral de Arequipa se remonta al siglo XVII, cuando los colonizadores españoles decidieron construir un templo que reflejara su poder y dominio sobre la región. La ciudad de Arequipa, conocida como “la Ciudad Blanca”, fue elegida como el lugar ideal para levantar esta majestuosa edificación.

La construcción de la catedral comenzó en 1544 bajo la dirección del arquitecto Juan Rodríguez. Sin embargo, debido a diversos problemas técnicos y económicos, las obras se detuvieron durante varios años. No fue hasta 1612 que se retomaron los trabajos con el arquitecto Francisco Flores y posteriormente con Gaspar Báez.

El diseño arquitectónico de la catedral es una mezcla de estilos renacentista y barroco. Su fachada principal destaca por sus tres portadas ricamente ornamentadas con motivos religiosos y esculturas representativas. En su interior, podemos encontrar valiosas obras artísticas como pinturas coloniales, tallas en madera dorada y hermosos altares.

Durante su larga historia, la Catedral ha sido testigo de importantes acontecimientos religiosos y sociales en Arequipa. Ha sobrevivido a terremotos devastadores e incluso ha sido reconstruida en varias ocasiones para preservar su belleza original.

Hoy en día, la Catedral sigue siendo uno de los principales símbolos históricos y culturales de Arequipa. Es visitada por miles de turistas cada año que quedan maravillados ante su imponente estructura y rica decoración interior. Además, continúa siendo un importante centro religioso donde se celebran misas y ceremonias importantes para la comunidad católica de la región.